¿Vivo o muero?


Y todos los que soñaron algún día
¿Dónde están?
Los que acompañaron sus pasos con dulces melodías
¿Dónde están?
Los que subieron la cuesta de sus propias miserias
¿Dónde están?
¿Dónde estoy dónde dónde?
¿Dónde están todos?
¿A dónde fueron las fieras plumas del arrebol?
¿Quién contempla ahora las ventanas de las vírgenes?
¿Qué será de mí, que soy y no soy, y al no ser soy?
Que vivo y muero, como todos,
pero también muero y muero y vivo de repente
¿Quién abrirá las cantinas del alma en una hora sin alma?

La brisa invita y no invita
Las bocacalles amanecen siempre plenas de adormecer
Sentimos furia, desasosiego, y el mar siempre será el mar
¿Qué ha sido de los pasos diminutos casi callados?
Un frasco de sal
Un vientre que se opone envuelto en ráfagas de sol
¿Cuántas risas acumuladas en la angustia?
Y con qué sentido estas palabras
Nada dicen a nadie
¿Muero o resucito o simplemente vivo?
¿Quién me recuerda a esta hora en que fumo y escribo?
¿Nadie?
No importa, yo sigo.

 

Autor: Miguel Guédez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: