CONVERSACIONES

CONVERSACIONES

Deberíamos hablar cada día con los niños, pues ellos no han vivido lo suficiente para contagiarse con el temor a las palabras.
Pero si usted tiene la desgracia de que no lo entienden los niños, entonces trate de hablar con los campesinos (adultos que siguen siendo niños); pero si no le gusta viajar al campo abierto, intente leer un poema y deje que el poeta le hable a su silencio.

Jesús Enrique Guédez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: