Pasa

 

A través del espejo

observo la locura sosteniendo una lámpara

¡Sombras a los rieles!

a su chillido de vidrios frotados por la noche.

Los bípedos, los cuadrúpedos, insectos.

Sobarse y babearse.

El peso de los fardos polvorientos nos da risa.

La locura perra

desciende por el acueducto que va del hígado al corazón

 

Autor: Miguel Guédez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: