Lirios

 

A veces siento caer las hojas

en la avenida más congestionada del mundo

 

A veces huelo el hambre y la sed

La reverencia al dolor en las pisadas

 

A veces veo a un niño llorar cerca del pezón

y golpear y patear y dejar en trocitos a su madre

 

A veces oigo engranajes sin sangre

y un claxón resquebrajando el pico del búho

 

La torpeza del tacto estropea la hierba

 

Los lirios son príncipes castrados

 

 

Autor: Miguel Guédez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: