Te frotas las manos

 

Te frotas las manos

sólo hablas con Dios

Te olvidaste del sexo

y de todo lo mundano

Ves con los ojos encrespados

como un negro ama a su mujer

como camina, como tiene los labios

 

Pasan las horas efímeras

y tu soliloquio continúa

Dios está de vacaciones

y no lo has conseguido

 

Tu cuerpo viaja envuelto en penumbras

que aparentan blancura

 

Ey! monjita, dame una sonrisa

para verte altruista

porque no entiendo

qué haces tan solita

y yo queriéndote abrazar

 

Autor: MIguel Guédez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: