Más perros serán ellos

slumdog-millionaire1

Slumdog Millionaire (Literalmente: “Perro callejero millonario”, pero traducida al público español como “Quién quiere ser millonario”) es la fórmula más sutil que ha encontrado el cine occidental para inculcar sus valores. Una película que toca las fibras más intimas del ser humano, ¿quién no se va a compadecer de la vida que llevan los niños en la India? En plena Crisis económica mundial, lanzan esta película grabada en uno de los países más pobres del planeta, donde un niño pobre gana el mayor premio del mundo contestando preguntas que, gracias a su vida en la miseria, logra responder. Es decir, no está tan mal ser pobre, ¿verdad? Porque en cualquier momento, puedes ser tú el ganador de una fortuna inesperada, todo por seguir el amor de tu vida. Qué bonito suena todo esto, pero es patético. Los protagonistas son niños, niños expuestos ante la sociedad porque son pobres. Padecen y sufren durante toda la película todas las calamidades e injusticias de la sociedad India (prostitución, altercados religiosos, mafias, etc), pero al final, la franquicia norteamericana es la gran solución: resuelve el amor, resuelve la pobreza. Soluciona de un día para otro, los problemas de toda una vida. ¿Y cómo ganó el premio, cómo logra contestar el protagonista todas las preguntas que jamás nadie ha podido contestar? Por ser pobre. He ahí el “gran secreto”, la “gran moraleja” que nos plantea esta película. Justifican la pobreza, porque se aprende mucho en la miseria, tanto, que puedes llegar a ganarte la lotería más grande del mundo. Es un mensaje para los 3.000 millones, o más, de pobres que tiene el planeta. ¡Vean, no está mal ser pobre, los próximos ganadores pueden ser ustedes! Pero primero tienen que tener un buen corazoncito, porque el hermano del protagonista, que se mete a mafioso, ése no tiene salvación ni perdón de Dios. Pero el niñito bueno, simpático, honestito, hermanito de Forrest Gump pues, ese sí se salva. ¿¡La inocencia nos salvará a través de las grandes corporaciones sin alma, sin inocencia!? ¡Sí señor, a otros pobres con ese cine basura! No es nada extraño que esta película se haya ganado 8 Oscar si está hecha a la medida del pensamiento norteamericano. No en balde, luego de que en la India rodaron la película sin ningún inconveniente, los habitantes de los barrios la criticaron duramente. Aquí les dejo un extracto de Wikipedia: “A su salida al mercado la película recibió duras críticas en la India, donde se afirmó que el filme reincidía en los estereotipos occidentales acerca de la pobreza en ese país y lo acusaron de hacer “pornografía de la pobreza”. Tapeshwar Vishwakarma, representante de los habitantes de los tugurios, interpuso una demanda por difamación contra el compositor A.R. Rahman y el actor Anil Kapoor afirmando que la forma en que estos presentaban a los habitantes de los tugurios constituía violación a los derechos humanos. En su demanda, Vishwakarma alegaba que el nombre de la película (Perro de Tugurio Millonario) era peyorativo y exigía que la palabra perro fuera retirada del título. Estas denuncias fueron apoyadas con protestas realizadas por los habitantes de los tugurios en muchas partes de la India.” De esto no se habló en la entrega de los premios Oscar, verdad?

 

Autor: Miguel Guédez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: