Esta noche sangra el mar

 

Esta es la bóveda celeste bajo nuestros pies desnudos

Piquiña de estrellas en la piel nocturna de los noctámbulos.

 

Inmensa lengua de vaca lamiendo el infinito

Hollín de todas las chimeneas del mundo

Caverna sempiterna del dolor en dolor mayor

Agua devuelta patas arriba hacia la  gran boca del vacío

Concha acústica de los sueños

Vulva de pecho abierto contra las rocas

Lomo hinchado del negro pezón

Pómulo herido de boxeador

 

Y sangre, sangre, sangre

Inmaculada sangre del espíritu

Sangre eyaculada y sangre vaginada

Sangre floreante en los océanos

Y, sobre todo, cielo nocturno

Sangre estancada en los labios

Cuando el amor no está.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: