Jesús E. Guédez – Calumnias del espejo (inédito)

Vamos, viejo, te hiciste palabras, y hoy yo te nombro para los demás. (Miguel)

 

LECTURA

No quiero conocer nada cuando leo. Me conformo con leer, seguir leyendo

 

*

POESIA I

La poesía no será el silencio, pero al menos es una preparación para la sensatez. El poema es el lenguaje huérfano (perdió su origen y vive solo) de un hombre que se quedó mudo de tanto soñar usando las palabras o de tanto vaciar sus sueños en palabras. Palabras insondables, abismos, ilusiones de formas, horizontes de espejos. Si crees ingenuamente en las palabras te rompes la crisma contra el cristal. La poesía es para verla de lejos como un paisaje  desde la ventana de la habitación donde estamos solos, recluidos.

 

*

EL ANCLA ES INVISIBLE

El ancla,  invisible en el fondo del mar, detiene a la nave bamboleante en la superficie que desde lejos parece que navegara libre.

Después anoté en asociación involuntaria a una cita de Borges: En el fondo del mar hay un ancla que transmite ruidos y temblores al barco. Dijo Borges, “…lo importante es que el autor sea leal a sus sueños, que no piense que la literatura consta de palabras”.

 

*

LAS GUERRAS DEL CINE

Budapest 54

Yo extranjero, Ella extraña húngara, nos entendíamos por señas y figuras. Paseamos por el Danubio gris y helado de diciembre. Oí música zíngara que conservé por años en un disco frágil.

Fuimos al cine. Soldados jóvenes y ágiles libraban una guerra ingenua en campos de primavera. Ella se apretó fuertemente contra mí, su mano reseca por el frío buscó mi pecho y yo aparté su abrigo espeso y encontré sus senos temblorosos. Vivíamos aquella guerra victoriosa, pero Ella estaba llorando. Quizás  las lágrimas le borraban las imágenes del cine y le invadían desde su lejana memoria de niña los seres queridos que le llevó la guerra sangrienta.

 

*

CALUMNIAS DEL ESPEJO

Nos vemos desde adentro y nos soportamos lúcidos, trastornados o  pasajeramente embriagados.

Pero el pasajero viandante, trotamundos que somos se asoma curioso, y sin que lo piense ve reflejos imprecisos, falaces a veces en los ojos de los demás, como acusadores desde el espejo que nos devuelve nuestra imagen hipócrita; por eso “toda imagen parcial de nosotros en términos de ser nos parece calumniosa” (María Zambrano).

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: