Sigue creyendo, creyón.

Sigue creyendo, creyón.

 

Si tus actos de amor se destinan a una sola persona (pareja, hijo, padre, etc.) al perecer ésta, podría acaecer la desidia, el tedio, y, en el peor de las casos, el fatal suicidio. Pero si tus actos de amor los destinas al cambio social, que es infinito, aunque siempre con batallas concretas, pronto advertirás que en tu corazón no albergarás la desdicha, sino la dicha que confiere la virtud de mantenerse en pie, sin descanso, en la brega por la liberación de la esclavitud que impera en las almas y en los cuerpos.

En pocas palabras, si tu razón de vida es un individuo, al morir éste, tu existencia se volverá insignificante por carecer de destino tus esperanzas. En cambio, si tus luchas son por causas sociales, si comprendes que tu felicidad pasa por la de los demás, tu vida cobrará valor, al menos que desaparezcamos todos de un bombazo.

En este sentido, quienes se dedican a elucubraciones intelectuales o a expresiones artísticas sin una comprensión de la realidad, que implica habitar el mundo, no leerlo en revistas o el Internet, ni ojearlo a la luz de la T.V, deben a su vez pasar a la acción política que siembre en los demás las ideas y la pasión que fue desarrollada en el mundo de sus meditaciones e imaginaciones.

No pensemos que YO soy imprescindible. Intentemos pensar qué sería del mundo sin los demás a nuestro alrededor, no que sería del mundo sin mí. Perdamos el miedo a la soledad del estudio, y a la desesperación ensordecedora de las masas, y, sobre todo, ahuyentemos la plaga hedionda que nos marea la conciencia, diciéndonos interminablemente y en todos los espacios: “dejemos esto como está”.

Sacudamos el horror de ser nosotros mismos una y otra vez. Advierto que la cosa no anda muy bien en la relación Estado-Mercado-Esperanza. ¿Alguien se atreve a lanzar la primera piedra, o nos vamos a seguir creyendo el cuento de que todos somos inocentes?

 

Autor: Miguel Guédez, creyón en mano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: