15 noches

Yo envío sobre ti la cabecera de todos mis ríos

La caída de todos mis saltos

Los crepúsculos orientales y occidentales de mis ojos

Y el torrente sanguíneo que abre labios tiernos.

Y cada renacimiento y caída del plexo sobre algo

Yo te amo y reamo y remamao

Ese tiempo recóndito de tus cejas.

Hablar de más pa otros locos

Yo te silabeo las palabras

Para ahorrar tiempo

Y besarte mejor.

El mal tiempo sana con el destiempo

Y hay que echarle mucha sal y pimienta para que sepa a algo.

Cuando llegue el momento en que la obscuridad lo posea todo

Con sus cuatro patas negras

Y nos pise y nos acaricie y nos pise el piso

Entonces sí, iré a paso llanero a tus orillas

Abriéndome el sabor a la vida en cada esquina

Y cuando te alcance nuevamente, dirás

¿Por qué has llegado tarde?

Hace quince noches que te espero

Hoy sigo pensando que esas quince noches

Son la eternidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: