No hay ideas revolucionarias

La revolución es la vida misma. Los conceptos, los ideales y las teorías, no son revolucionarios; son sólo adornos colgando del árbol de la vida.

Respirar, sembrar, sonreír, maldecir, sobrevivir al caos, eso sí es revolucionario. Y, al ser revolucionario en sí mismo, no hace falta decir que es revolucionario.

En pocas palabras, como este escrito no tiene ningún sentido, hasta aquí llega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: