Arrójenlo hacia arriba

Dirán, es extraño:
no gime de la oficina para adentro
no bala cuando el hambre se le hace vieja
no grazna si siente al pichón irse
no ladra a los forajidos
no muge en noches con luna y sin padre
no hace muecas extraordinarias
ni da saltos imprevistos
no ríe demasiado
ni muere a cada instante
Dirán, es extraño:
Deberían lanzarlo por el barranco
para ver cómo sonríe sobre las rocas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: